domingo, 15 de marzo de 2015

¿Fracaso? ¡Felicitaciones!


¿Fracaso? ¡¡Felicitaciones!! Quiere decir que lo intento, que se arriesgó, que está pagando el precio por hacer realidad sus sueños. Al final de sus días, cuando este disfrutando de sus triunfos, podrá responder una pregunta que por lo general se hacen los que no se arriesgaron: ¿Qué hubiera pasado si…? Estas personas prefirieron mantenerse en la incomodidad de la comodidad, en la zona de confort, prefirieron quedarse sentadas en el clavo. En cambio usted, como lo manifestaba el maestro Walter Elías Disney decidió y aprendió que “después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidió triunfar, decidió no esperar a las oportunidades sino usted mismo buscarlas, decidió ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, decidió ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, decidió ver cada noche como un misterio a resolver, decidió ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz. Aquel día descubrió que su único rival no eran más que sus propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos, aquel día dejo de temer a perder y empezó a temer a no ganar, descubrió que no era usted el mejor y que quizás nunca lo fue, le dejó de importar quién ganara o perdiera, ahora le importa simplemente saberse mejor que ayer. Aprendió que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir. Aprendió que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien amigo. Descubrió que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, "el amor es una filosofía de vida". Aquel día usted dejo de ser un reflejo de sus escasos triunfos pasados y empezó a ser su propia luz del presente; aprendió que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás. Aquel día decidió cambiar tantas cosas. Aquel día aprendió que los sueños son solamente para hacerlos realidad, desde aquel día ya no duerme para descansar, hora simplemente duerme para soñar”.

Yo no sé en qué aspecto de su vida “fracaso”. Si fue en la salud, el dinero, el amor o lo espiritual. También pudo ser que haya sido en las cuatro al mismo tiempo o que se haya producido el efecto domino y que alguna de las cuatro se haya dado primero y luego las otras tres. En fin, no sé cuál sea su caso. Lo importante fue que fracaso, dicho de otra forma, que se dio contra el muro, que toco fondo. Ahora bien, una cosa es fracasar y otra muy diferente ser un fracasado. Una cosa es haberse dado contra el muro y otra quedarse lamentándose frente a él. Una cosa es haber tocado fondo y otra querer quedarse anclado en él. Como lo manifestaba el maestro Disney. Es su decisión pues todo parte de ahí. ¿Decidió hacer lo del maestro Disney? Entonces permítame darle la bienvenida, es el momento entonces de levantarnos, sacudirnos el polvo, levantar la cabeza y volver al campo de batalla de la vida. ¡Animo pues, para atrás ni para coger impulso!...

No hay comentarios:

Publicar un comentario