viernes, 20 de marzo de 2015

La luciérnaga y la serpiente


A veces nos llegan mensajes que bien valen la pena reproducir. Este es uno de ellos. Gracias Dr. William por haberlo compartido conmigo.

Cuenta la leyenda, que una serpiente perseguía a una luciérnaga para devorarla. El pequeño insecto hacia hasta lo imposible para huir de la serpiente. Durante días fue una persecución intensa. Después de un tiempo, la luciérnaga cansada, exhausta, se detuvo y le dijo a la serpiente:

-.¿Te puedo hacer 3 preguntas?

La serpiente respondió:

- No acostumbro a dar concesiones, pero como de todos modos te voy a comer, ¡adelante!

- Pregunta no. 1: ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?

- No.

- Pregunta no. 2: ¿Te he hecho algo?

- Nada en absoluto.

- Pregunta no. 3: Y entonces ¿Porque quieres comerme?

- Porque brillas con luz propia.

MORALEJA: En muchas ocasiones te encuentras con personas que sólo te van a criticar, condenar, etiquetar, aunque nunca les hayas hecho cosa alguna y seas una persona cordial con ellos. Y todo eso, es porque al igual que la luciérnaga, tienes tu brillo propio, iluminas tu camino y el camino de muchos que vagan por la oscuridad. Brillas más que los demás, al igual que una luciérnaga por las noches y eso, es algo difícil de soportar por otras personas, porque ellas carecen de esa luz interior, ese brillo propio y les duele tu brillar (envidia). Son personas enfermas, contaminadas y que solo viven en la infelicidad, aléjate de ellas. Nunca dejes de ser quien eres, de iluminar con esa luz tan tuya, aunque esto moleste a esas personas que viven en la oscuridad total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario