domingo, 29 de marzo de 2015

Soy ateo, gracias a Dios.

La intensa actividad de la filosofía y el paulatino desarrollo de la ciencia, ha hecho que muchos sistemas religiosos se vean obligados a responder las inquietudes naturales del hombre frente a lo que cree. ¿Existe Dios? Si existe ¿Dónde está? ¿Cómo es? son preguntas comunes a la filosofía y la teología y ambas buscan respuestas que sean convincentes a la mente racional del hombre.

En la actualidad, muchos creyentes y religiosos ya afirman abiertamente que la fe y la razón no tienen por qué contradecirse o ser incompatibles, ya que la razón contribuye al conocimiento, y la fe divina contribuye a la relación con su Deidad. Algunos de estos creyentes han llegado incluso a ser célebres científicos. La mayor parte de estos creyentes no suelen representar la típica figura del creyente religioso, y la mayoría afirma incluso que la religión dogmática no es un requisito para llegar a Dios. No obstante, aunque niegan tener alguna religión en especial, utilizan como referencia la Biblia, el Corán u otro libro sagrado para guiar su vida espiritual, sin intervención directa de religión alguna

No hay comentarios:

Publicar un comentario