miércoles, 28 de enero de 2015

Quien es un soñador?


¿QUIÉN ES UN SOÑADOR?
“Para hacer que un gran sueño se convierta en realidad,
 primero hay que tener un gran sueño”
Hans Selye

Un soñador es aquel que puede ver con la imaginación lo que los realistas no pueden ver con los ojos.
Siempre se ha dicho que no hay peor ciego que el que no quiere ver, lo curioso es que muchas personas se niegan la oportunidad de ver y es que, cuando vemos lo invisible nos convertimos en invencibles. Muchas veces, la realidad en que vivimos nos impide ver la luz al final del túnel. El estar en medio de la tormenta nos evita ver el sol radiante que brilla en el horizonte. Obviamente también nuestros “seres queridos” la mayoría de las veces nublan nuestra visión con ideas preconcebidas, con paradigmas, con frases tales como “aquí siempre se han hecho las cosas así por lo tanto no necesitamos cambiar”.
Un soñador es el que nunca se da por vencido, el que a pesar de las dificultades siguió adelante y finalmente triunfo. Por lo general los soñadores son independientes pues se les dificulta trabajar para otros y son pésimos empleados; de ahí que pocas veces buscan empleo y más bien encuentran la forma de generarlo.  No conciben la idea de estabilidad laboral pues para ellos, lo único seguro es que no hay nada seguro. Por lo general son autodidactas; verdaderos “ratones de biblioteca” que necesitan mantenerse muy bien informados sobre la actividad que realizan. Curiosamente la gran mayoría de ellos nunca terminaron sus estudios universitarios pues, rápidamente se dieron cuenta que lo que les enseñaban en las aulas de clase no contribuía a hacer realidad sus sueños.
Recuerdo una anécdota de mi vida cuando aún era muy joven, y eso hace ya muchos años, eran aproximadamente las 10:00 PM, acababa de salir de clase de la universidad, estaba con varios compañeros esperando el autobús, llovía torrencialmente, cuando me percate que el profesor de economía, un hombre ya entrado en años, que vestía un traje que había conocido mejores épocas, estaba también esperando el bus tratando de guarecerse con un periódico.
La escena me hizo pensar, como un hombre que decía ser experto en economía y finanzas presentaba un aspecto tan lamentable. Siempre he pensado que uno debe ser coherente y consecuente con lo que hace.  
En este sentido estoy completamente de acuerdo con lo que manifiesta el escritor, conferenciante y motivador Jorge Duque Linares, cuando afirma que “la educación en un país como Colombia está equivocada pues los resultados han sido desastrosos”. Millones de hermanos han caído abatidos por las balas en una guerra sin sentido (ninguna la tiene); con la excusa de proteger los derechos de los más débiles, cuando son estos los que más han sufrido. La guerra, en cualquiera de sus manifestaciones, es simple y llanamente un excelente negocio más aun si está financiada por el narcotráfico.
Es por eso que muchos de los grandes soñadores han dejado las aulas de clase para dedicarse de lleno a hacer realidad sus sueños.  ¿Cuántos de los seres humanos que han trascendido en la historia, han sido expulsados de las aulas, catalogados por tener un coeficiente intelectual muy bajo? La lista es interminable.
Durante toda nuestra vida hemos tenido sueños, sin embargo no todos hemos tenido el valor o el estimulo para convertirlos en realidad. Fácilmente renunciamos a ellos porque los creemos imposibles de realizar. Cuando niños queríamos ser policías, bomberos, aviadores, médicos, científicos o quizás, ser como uno de los superhéroes de la televisión, sin embargo, a medida que crecíamos, también lo hacían las dificultades y las responsabilidades de la vida diaria, olvidándonos de nuestros sueños.
Todo ser humano es una verdadera Fábrica de Sueños y de ideas; inforrtunadamente solo unos pocos luchan por hacerlas realidad.

Adquiera este y otros libros del mismo autor en formato digital en www.amazon.com/author/onofre y en formato físico a domicilio a cualquier lugar del mundo en www.autoreseditores.com/onofre 

No hay comentarios:

Publicar un comentario