jueves, 26 de marzo de 2015

El elegido

Entre la ficción y la realidad hay solo un paso. Los que nos atrevemos a darlo nos llaman locos, soñadores, encantadores de serpientes o en el peor de los casos, somos aislados o vistos como seres extraños de los cuales hay que poner distancia de por medio. Siempre se ha dicho que no hay peor sordo que el que no quiere oír ni peor ciego que el que no quiere ver. Con todo el respeto que me merece el naturista inglés Charles Robert Darwin, soy de las personas que piensa que los verdaderosextraterrestres somos los que habitamos este hermoso planeta llamado tierra. A través de la historia de la humanidad se han escrito miles de libros y se han filmado cientos de películas alusivas a nuestros hermanos del espacio exterior. Todos sus autores de alguna forma han reconocido que no estamos solos en el universo. 

Sin embargo tal y como lo afirmara el físico alemán Albert Einstein "hay dos cosas infinitas en el universo: El universo y la estupidez humana y del universo no estoy seguro". ¡Cuánta razón tenía el científico! Es estúpido pensar que estamos solos en el universo o que evolucionamos de los primates, ¡qué pena de ellos!, ya que hasta el momento no se sabe que ellos hayan hecho las barbaridades que nosotros los humanos hacemos. Eso de que somos una raza superior no nos lo creemos ni nosotros mismos. Soy de las personas que piensa que somos la plaga más mortífera conocida. Para la muestra un botón. Si los humanos desapareciéramos de la tierra, esta rápidamente restauraría su equilibrio. Sin embargo, si los insectos lo hicieran, considerados menos inteligentes que nosotros, el planeta se vería en serias dificultades..

No hay comentarios:

Publicar un comentario